Skip to main content

Apostar al 1 y al OVER de forma que el segundo cubra al primero

EXPLICACIÓN: Variante del anterior sistema publicado en esta web, y otro sistema bastante productivo, sobre todo cuando el equipo favorito juega en casa.

El objetivo es que el equipo local gane y haya tres o más goles, para hacer un pleno. Pero si ocurriera que no ganase, al menos cubrir esta primera apuesta fallida al 1 con que habrá al menos tres goles (1-2,2-2, etc.).

REQUISITOS: Partidos en que el favorito juegue en casa, y ni que decir tiene que sea un partido en el que se esperen goles.

CÁLCULOS NECESARIOS:

Cojamos como ejemplo las siguientes cuotas:

  • 1 1,65
  • Over 2,5 goles 1,75

Dado que el equipo local es favorito apostamos por ejemplo, 100 unidades a este 1. Ahora para cubrir esta apuesta con el OVER 2,5 goles realizamos el cálculo conocido:

APUESTA AL OVER = 100/(1,75- 1)

APUESTA AL OVER = 133,33 unidades

De esta manera, si finalmente el resultado es el esperado 1 pero UNDER 2.5. el resultado del cálculo sería:

GANADO = (100 x 1,75) -100 -133,3 3 = -58,3 3 unidades.

Si se diera el hecho sorpresivo de una X o 2 final pero OVER 2,5, nuestros beneficios serían:

GANADO = (133,33x 1,75) – 133.33 -100,00 = 0,00 unidades

Es decir, tal y como buscábamos, nos quedamos como estábamos.

Finalmente, en caso de 1 y OVER. Las ganancias serían:

GANADO = (133,33 x 1,75) + (100 x 1,75) – 133,33 -100,00

GANADO = 233,32 + 175 – 133,33 – 100,00 = 174.99 unidades

Una verdadera fortuna. Para ver la rentabilidad de este sistema usaremos un dato que sacamos anteriormente.

Cuando el equipo local es favorito con cuota menor o igual a 2 acaba ganando en 57,50% de los partidos, empatando el 24,47% de los mismos y perdiendo 18,03 de los partidos.

Por otro lado, cuando el equipo local gana siendo favorito (este 57,50%) ¿En cuántos de estos partidos el resultado final es OVER? Pues en la friolera cifra de 61,40% de los mismo, o lo que es lo mismo cuando el equipo local es favorito con cuota menor o igual a 2 el porcentaje de partidos que acaban ganándolo el local y OVER al tiendo es de 35,31% dicho en otras palabras más de 1 de cada 3 partidos.

CONCLUSIÓN: Es un sistema probado y ciertamente rentable, sobre todo teniendo en cuenta que si el equipo local no gana, con que el resultado sea OVER no perderemos nada de lo invertido.

Demostración de-rentabilidad del sistema: Cogeremos una cuota estándar de 1,90 para el 1 y de 1,80 para el OVER 2,5. Partiremos de apuestas de diez unidades, y estudiaremos los resultados tras 100 partidos apostando al 1 y al OVER (datos sacados de los más de 50.000 partidos recopilados, en la sección de estadísticas).

– RESULTADO FINAL 1-0VER → 35 partidos.

– RESULTADO FINAL 1-UNDER → 22 partidos

– RESULTADO FINAL X/2-OVER → 16 partidos.

– RESULTADO FINAL X/2-UNDER → 27 partidos.

 

 

Tal y como indicábamos, nuestras apuestas serán:

– Al 1 → 10 unidades.

– Al OVER → 10/(1,80-1)= 12,5 unidades.

Es decir, en 100 partidos hemos gastado 10 X 100 + 12.5 x 100 =2250 unidades, que restaremos al final.

Balance:

–          RESULTADO FINAL 1-OVER (35 x 1,9 x 10) + (35 x 1.8x 12,5)= 665 + 787,5= 1452,5 unidades.

–          RESULTADO FINAL 1-UNDER (22 x 1,9 x 10) = 418 unidades

–        RESULTADO FINAL X/2-OVER (16 x 1,8x 12,5)= 360 unidades

–          RESULTADO FINAL X/2-UNDER 27 partidos donde no ganamos nada

BALANCE FINAL = 1452,5 + 418 + 360 – 2250 = -19,5 unidades.

Por lo tanto, con los datos estadísticos en la mano, y sin usar ninguna técnica de gestión de bank, eliminamos prácticamente la ventaja teórica de las bookies, y nos quedamos casi como al inicio.

Pues bien, en cuanto combinemos este sistema con una buena técnica de gestión de bank convertiremos en positivos todos los números.


No hay comentarios: ¿quieres ser el primero en comentar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*